CARTA

«Todo lo que hay en esta sala es comestibles, incluso yo, aunque eso sería canibalismo».

Charlie y la Fábrica de Chocolate.